Envíos gratis con compras superiores a 100€

Carrito

Tu carrito está vacio

Continuar Comprando

La mejor ropa para esquiar es el cashmere

¿Esquí y cashmere son compatibles? Sí, la mejor ropa para esquiar es el cashmere. ¿Qué pasa cuando una esquiadora, snowboarder, surfera y adicta a los deportes al aire libre no encuentra prendas que satisfagan al 100% su comodidad? Crea su propia línea de ropa. Este es el caso de la diseñadora Erin Snow, una chica californiana, esquiadora experta que emprendió su propia colección de ropa creando prendas duraderas, que permitieran desarrollar estos deportes con soltura y comodidad.
“Sentí la necesidad de crear una línea deportiva que tuviera el estilo, la sastrería y la sensibilidad que tiene la industria de la moda".
Es esta unión de moda y deporte lo que que define el alma de Erin Snow. Ella cuenta que las propiedades innatas de la lana merino (idénticas a las del cashmere) son perfectas para aplicarlas al mundo del deporte. Cuando juntamos lana merino o cashmere con el mundo del deporte se consiguen prendas lujosas a la vez que renovables, biodegradables y favorables con el medio ambiente. Es una combinación perfecta. Pasar frío es una de las peores sensación que pueden arruinar tu día de esquí, por eso la ropa para esquiar de cashmere es ideal. Mantener el calor es fundamental para poder deslizarse por las pistas con “alegría” y algo de estilo. Este es el factor clave que une el esquí con las fibras naturales de lana merino y cashmere. La ropa de esquí guarda una estrecha relación con estos tejidos que por su naturaleza han demostrado ser ideales para el bienestar térmico en climas fríos. Otro beneficio importantísimo, sobre todo a la hora de practicar deporte, es la facilidad que tiene la lana merino y el cashmere de controlar los olores. Estas fibras naturales crean burbujas de aire que permiten guardar el calor, son transpirables y evitan la sudoración. Factores clave para convertirlas en buenas fibras para la ropa de deporte. Erin Snow ha sabido aprovechar los beneficios de estas fibras naturales para crear prendas que evocan el glamour y la elegancia de la ropa deportiva vintage. La ropa de deporte hasta ahora nunca se había considerado moda. Esta diseñadora nos demuestra que el cashmere o la lana merino no están reservadas exclusivamente a su uso como prenda puramente “de vestir”, ya que resulta ser una fibra perfecta para disfrutar de una jornada de esquí.